S.O.S.: PARQUE ECOLÓGICO


Lo primero que quiero expresar es que no desconozco que hay muchas personas con autoridad para tratar profesionalmente este tema, pero por el momento nadie lo hizo y creo que puedo hacer un aporte basado en un poco de sentido común, algunos conocimientos básicos de física, geografía e historia locales, auténtica preocupación y muchísimas horas de caminatas por el Parque y por el pueblo.

Hace unos días llegó a mis manos este volante:

Click para agrandar

No conozco profundamente todas las problemáticas que se plantean pero confío en que son reales y baso esta confianza en el conocimiento que tengo del esfuerzo con que desarrolla sus actividades el personal del Parque.

Me propuse verificar y tratar de explicar una de las afirmaciones: “Desecamiento y destrucción de la laguna” y se atribuye este efecto a las obras de hidráulica que se están realizando dentro del Parque y sobre la calle 460.

El origen de la laguna

La “laguna” en cuestión se trata en realidad de un tramo “en desuso” del cauce original del Arroyo Martín.


Originalmente el Arroyo Martín recorría el predio siguiendo un recorrido sinuoso tal como se puede comprobar en este mapa posterior al año 1935, cuando las tierras del actual P.E.M. (indicado con línea verde) pertenecían a la empresa Transradio Internacional. Sobre las últimas letras de la palabra “Transradio” puede observarse un meandro del arroyo marcado con línea de trazos indicando que era un cauce transitorio.

Meandro: Cada una de las curvas que describe el curso de un río. (RAE) Curva descrita por el curso de un río cuya sinuosidad es pronunciada. Se forman con mayor facilidad en los ríos de las llanuras aluviales con pendiente muy escasa (Wikipedia)

Las curvas que se observan son líneas de nivel que unen puntos con la misma altura del terreno sobre el nivel del mar (la línea gruesa cercana al arroyo corresponde a la cota de 5 metros sobre el nivel del mar, y la que pasa a la derecha del nombre “Esc. No 12” a la cota de 10 metros)


Al construirse un canal profundo para rectificar el recorrido del arroyo dentro del PEM, el cauce original dejó de recibir agua, pero algunas obras hidráulicas permitieron mantener el meandro con agua hasta hace algunos días... (En la vista aérea puede adivinarse el cauce original que alimentaba la laguna y su desagote sobre el canal, a pocos metros del Camino Centenario)


Las obras que permitieron la existencia de la laguna consistieron en un zanjón corriendo entre el PEM y la calle 460 que recogía el agua de las zanjas de los barrios Santana y Los Tilos.

Zanjón sobre la 460 antes de las obras

Un segundo zanjón (Punto A, a la altura de la calle 14c) vertía estas aguas en la laguna pasando previamente por un piletón o reservorio (Punto B)



Gracias a una planificada obstrucción parcial de la salida de la laguna (Punto D) la salida de agua de la misma sólo se producía en caso de aumento excesivo del nivel de agua. De esta forma, con un ingreso moderado pero mantenido de agua y una apropiada contención en el extremo final, la laguna se mantuvo estable durante años, generando un humedal protegido y permitiendo el establecimiento de una rica flora y fauna. Ver entrada “Humedales”

Las aguas que alimentaban la laguna

Las zanjas cumplen con la misión de encauzar el agua de lluvia cuando no existen sumideros y desagües subterráneos. Lamentablemente, y por falta de cloacas en los barrios vecinos al Parque, las zanjas reciben también aguas servidas provenientes de cocinas y lavaderos (en el mejor de los casos...) Estas aguas contienen detergentes, jabones, grasas, restos orgánicos, etc y en muchos casos también residuos no degradables, como envases, bolsas plásticas, etc. Estas aguas, que deberían terminar en un pozo ciego o en una cloaca, son las que alimentaban, mezcladas con el agua de lluvia, la laguna de la que estamos hablando.

Para bien o para mal, en las zanjas y zanjones crecen en forma espontánea juncos y otras especies que en muchos casos funcionan como coladores que retienen los residuos flotantes. No es bueno que los envases queden retenidos entre las plantas de las zanjas ni que continúen su camino hasta la laguna ni que terminen en el Río de La Plata... ¡¡No es bueno que haya basura!! Pero de alguna manera el agua llegaba a la laguna con algún grado de “filtrado” mecánico y habiendo dejado muchos de sus residuos sólidos adheridos a las paredes de las zanjas...



Las obras de hidráulica de los últimos meses

Hace unos meses algunos vecinos advirtieron, con preocupación, que se estaban realizando tala de árboles y obras hídricas dentro del PEM.


En lugar de realizarse las pedidas obras de saneamiento y entubamiento del zanjón de la calle 460, se optó por eliminarlo (rellenándolo) y encauzar el agua proveniente de sus calles perpendiculares directamente hasta el canal del arroyo mediante zanjas abiertas en el Parque (F).

Una de las zanjas recientemente construidas dentro del Parque
Para poder abrir estas zanjas necesariamente se debió realizar un desmonte parcial. Esto fue y sigue siendo visto con preocupación por los vecinos pero hay que decir que los árboles retirados pertenecen a una especie invasora: la Acacia Negra; contra la que el personal del Parque viene librando una batalla sostenida desde el mismo momento de la fundación del mismo. Ver entrada “Acacia negra”

El agua sigue teniendo su destino final en el arroyo (y esto no cambió ni debería cambiar ya que los barrios nombrados pertenecen al área de escurriemiento natural del arroyo) pero ahora, con esta nueva disposición, disminuye el caudal de agua que llega a la laguna!!! El zanjón (Punto A) solamente es alimentado en este momento por el agua que corre por la calle 14c.

Agua proveniente de las zanjas de la calle 14c

Recorriendo el zanjón (A) se puede verificar que aún así contiene un buen nivel de agua, que su cauce fue dragado y que el piletón (Punto B) fue rellenado... (¿?)



Esta cantidad de agua se debe a la mayor profundidad dada al zanjón producto del dragado del mismo. El zanjón, de esta manera se convierte en una reserva de agua y no solamente en un cauce.

A pesar del aparente buen nivel de agua en el zanjón pude observar una disminución de unos 30 cm en el nivel del comienzo de la laguna...

Indicios de la menor cantidad de agua

En los sectores de la laguna en que la profundidad es mayor, la variación del nivel no se hace tan evidente como en las áreas más someras. A medida que fui bordeando la laguna, encontré sectores donde la disminución de nivel se hizo más dramática.


La laguna... hace algunas semanas

La laguna... hoy




Hasta este punto no podía dar una explicación al fenómeno y tuve que dar una gran vuelta para llegar hasta el extremo final de la laguna y encontrar la explicación: Quizás por inercia... quizás por falta de asesoramiento... quizás por ignorancia... En su afán de dragar y limpiar todos los cauces, alguien decidió o recibió la orden de dragar el desagüe de la laguna hacia el canal y así es como me encontré con el prolijo canal que vació la laguna.

Canal de desagüe
El dragado y limpieza de arroyos y canales es indispensable en la mayoría de los casos pero particularmente este sistema fue mantenido por años sin modificaciones ni intervenciones humanas y eso dio por resultado un pequeño paraíso natural protegido que sirve como pulmón, reservorio de flora y fauna, atractivo ecoturístico, filtro de aguas servidas, campo de observación y práctica para estudiantes de todo tipo de carreras de ciencias biológicas y es una de las principales razones de existencia del Parque Ecológico (creo yo...)

¿Quién decidió el desagüe?

¿Habrá sido solicitada, concensuada o al menos informada a las autoridades del Parque la obra hidráulica? Seguramente no... Vaciar la laguna es como regalar las joyas de la familia... La laguna es uno de los mayores tesoros del Parque, situada en el área más protegida y la filosofía general es la no intervención humana en este sector... Salvo que alguna autoridad tenga la amabilidad de aclarar lo sucedido, no creo que haya una justificación técnica para lo que sucedió.

¿Cómo reparar el daño?

Una vez iniciado el vaciamiento de la laguna, la solución obvia surgió inmediatamente: volver a construir un pequeño dique obstruyendo nuevamente la salida de la laguna hacia el canal. Pero la implementación no fue inmediata y el movimiento de tierras se demoró. Finalmente se construyó una improvisada barrera cuando la laguna estaba prácticamente seca, a la espera de que el lento ingreso de agua desde las zanjas de la calle 14c y alguna lluvia importante vuelvan a darle vida a la malograda laguna.

El dique improvisado al final de la laguna

¿Dragar o no dragar?

Recordando las terribles inundaciones del 2008 creo que nadie puede ignorar la importancia de mantener los cauces limpios y sin obstrucciones. En este caso hay que reconocer que con las últimas obras realizadas el canal del Martín quedó en óptimas condiciones (incluso con mayor ancho que el que tenía)

Canal del Arroyo Martín, luego de las obras

Somos muchos también los que, de alguna manera, lamentamos que al limpiarse el canal desaparecieron los juncos en los que proliferaba la vida... posiblemente en esta época muchos nidos y pichones habrán quedado atrapados por la pala mecánica y esta no es una pérdida menor... 

Juncos en el canal

¿La solución? Mantener los cauces siempre despejados, no permitiendo que crezcan las plantas y evitando que sean colonizadas por las aves... Si la laguna puede permanecer viva seguramente las aves podrán anidar allí y no en el canal... pero para esto hay que mantener, que es un verbo difícil de conjugar...

Se me ocurren otros verbos que todos necesitamos conjugar: consensuar, consultarasesorar, planificar...

Y en esta misma dirección, la humilde pretensión de este informe fue informar, concientizar y alertar...

8 comentarios:

  1. Cuando era chico esa laguna era, para mi, un tesoro. Los espejos de agua naturales a mi entender son algo magnífico, es un lugar donde ecologicamente cambia todo. Un lugar para el desarrollo de especies acuaticas, anfibios, gasteropodos, etc... en base a ello se genera una cadena alimenticia para la proliferación de otras especies como aves y mamiferos que de ellos se alimentan. Mas allá de ello, un espejo de agua, alejado varios metros de las vias de comunicación resulta un lugar espectacular para observar y escuchar la naturaleza. Realmente una verdadera lástima. Recuerdo que hace varios años atras iba con mi novia (actual mujer) y me hacia unos chori a la parrilla a la vera de la laguna, dormiamos una sistecita bajo la sombra de una acacia negra que tenia unos 40 cm de diametro, ahi tambien a demas se veian los juncos, lentejuelas de agua, lirios, tambien garzas y caracoleros, sobre los árboles se veian venteveos, gorriones, ratoneras, en algunas ocaciones pajaros carpinteros y mas alejados renegridos, tijeretas y otras que no se el nombre.
    Realmente una lástima, no se donde quedo lo de parque "ECOLOGICO" municipal.

    ResponderEliminar
  2. Que buena investigación!!! Gracias por la preocupación y ocupación del tema. Oro para que algunas autoridades tengan en cuenta este tema, desde mi humilde lugar transfiero la publicación por medio de Facebook.
    Saluda atte. Elizabeth

    ResponderEliminar
  3. Impecable como siempre tu explicación, aunque no sea científica. Esto puede llegar a alguien con poder de decisión? Se puede colaborar de alguna manera para que así sea? Porque entendamos que pasaron las elecciones y lo que no se hace en época electoral es difícil que se haga. ... Miriam

    ResponderEliminar
  4. Un comentario final de mi parte: Es increible que despues de mas de un siglo se siga haciendo lo que se hace. Con esto me refiero al Gran Florentino Ameghino, que en su libro editado en 1884 ya planteaba este tipo de intervenciones como perjudiciales. Recomiendo leer su libro "Las secas y las inundaciones en la Provincia de Buenos Aires"
    Solo entren aca: http://portal.educar.org/sites/eaprender.org/files/Ameghino_F-Las%20secas%20y%20las%20inundaciones%20PBA.pdf

    Un saludo a todos.

    Alfonso

    ResponderEliminar
  5. Una explicación fuerte y clara, creo que el énfasis debe estar en que no es tanto un asunto técnico sino de sentido común, lamentablemente faltante en muchos "expertos" que toman las decisiones desde un escritorio sin ver el asunto en su totalidad.

    ResponderEliminar
  6. Estuve viendo el libro recomendado, ¡¿qué decir?! un problema identificado hace más de un siglo, estamos en el siglo XXI y siguen queriendo inventar la pólvora..

    ResponderEliminar
  7. Excelente informe Juanjo!!!lo que agregaría es que el dragado lleva directamte los fluídos cloacales de las zanjas del Barrio Santa Ana que todos saben y huelen a diario por aquí,sabiendo ésto igual relizaron la obra llevando la contaminación directa al Arroyo Martín,convirtiéndolo en un "Riachuelo",igual que el de Bs As ...pero "Ecológico"(por estar dentro del Parque)....no porque sea puro y estén preservadas las especies...
    Con respecto al zanjón de la calle 460 debía ser entubado como salió en el Presupuesto Participativo 2013,no tapado con cualquier basura..Dónde irá el agua que él llevaba?..Quién solucionará estó?Necesitamos obras serias y a conciencia....no improvisadas!.
    Salvemos al Parque y tratemos de respetar nuestro medio ambiente !!!!Un saludo.Fabiana

    ResponderEliminar
  8. Juanjo: ahora si pude leer bien la nota y se anoticie bien del tema, Ojala las nuevas autoridades se pongan las pilas y le asignen un presupuesto para poner al parque en condiciones naturales.

    ResponderEliminar